The Notebook

Paid Advertisement
view counter
En español

Al seleccionar la escuela superior, la oportunidad no es la misma para todos

por Shani Adia Evans y Dale Mezzacappa
Photo: Harvey Finkle

Los consejeros varían mucho en cuanto a sus conocimientos sobre lo que las escuelas superiores ofrecen.

Con la reciente creación de las nuevas y pequeñas escuelas superiores de tema especializado y el continuo crecimiento del movimiento de escuelas chárter, los estu­diantes de Filadelfia tienen muchas más opciones de escuela superior que nunca antes.

Pero tener más opciones no ha significado que la mayoría de los estudiantes serán admitidos a las escuelas de su pre­ferencia, ni que las opciones disponibles satisfacen las necesidades de ellos.

De hecho, más o menos el 58 por ciento de los estudiantes de escuela superior están matriculados en escuelas que no escogieron, de acuerdo con un análisis de los datos del Distrito Escolar hecho por Research for Action. Las escuelas más deseadas, inclusive algunas chárter, aceptan un pequeño porcentaje de los que solicitan. Los estudiantes con desempeño promedio y los que tienen dificultades todavía no tienen suficientes opciones accesibles o atractivas para ellos.

“Si no eres destacado, tus opciones son limitadas – seamos honestos al respecto”, dijo Wilfredo Ortíz, subdirector de la Oficina de Consejería Académica y Estándares de Promoción. “Y si te fijas en los estudiantes del Distrito que son avanzados o destacados, es un número menor de estudiantes”.

Casi el 80 por ciento de los estudiantes de 8vo grado del Distrito solicitan admi­sión a otra escuela que no es la de su comunidad. Aparte de eso, muchos también solicitan admisión a las escuelas chárter.

Este proceso de solicitud y selección de las escuelas del Distrito es complicado y no fácil de entender, y la experiencia de cada estudiante es sumamente diferente. Incluir a las chárter en la mezcla, con sus solicitudes individuales, sólo ha hecho que el laberinto sea más complicado.

Algunos estudiantes – en su mayoría los que tienen los mejores expedientes académicos – son aceptados en todas las escuelas que seleccionaron en su solicitud del Distrito, mientras que otros no son aceptados a ninguna. Algunos tienen padres y consejeros que les guían y abogan por ellos, mientras que otros obtienen poca o ninguna ayuda.

El acceso de los estudiantes y padres a buena información sobre las escuelas y los programas es ampliamente variado. No hay un solo lugar o centro en el que toda esta información esté fácilmente disponible, y algunas etapas del proceso de solicitud no tienen fechas límite consistentes.

Los funcionarios del Distrito dicen que asegurarse de que las familias estén informadas es labor de los consejeros en los grados K-8 y en las escuelas intermedias. Sin embargo, reconoció Ortíz, hasta ahora los consejeros no han tenido una guía sobre qué exactamente tienen que hacer para orientar a los estudiantes de octavo grado. Sin directrices, los consejeros ven sus responsabilidades de manera diferente. Algunos son más proactivos para acercarse a los estudiantes y padres, mientras que otros esperan que ellos pidan ayuda.

No está claro si los consejeros deben ayudarles a los estudiantes a completar las solicitudes para las escuelas chárter. Algunos estudiantes entrevistados dijeron que sus consejeros no les ayudaron a través de ese proceso.

La Superintendente Arlene Ackerman ha dicho que a ella le preocupa que el proceso de selección de escuela superior sea justo para todos los estudiantes, y los funcionarios del Distrito tienen planes de organizar un grupo para considerar posibles cambios. Una posibilidad, dijeron, es moverse a un sistema más parecido al de la Ciudad de Nueva York, en el que los estudiantes listan sus escuelas en orden de preferencia y son asignados a sólo una escuela – la opción más alta que los acepte.

Sin embargo, tal cambio sería controversial; un intento anterior de hacerlo causó oposición de algunos grupos de padres.

La investigación de la RFA ha encontrado que el 20 por ciento de los estu­diantes son aceptados a más de una escuela. Todos esos espacios se ocupan por semanas mientras estos estudiantes seleccionan su escuela. “Si te aceptan en cinco escuelas, estás ocupando un espacio en todas las cinco”, dijo LeTretta Jones, Directora de la Oficina de Ubicación de Estudiantes.

Jones piensa que revisar el proceso lo simplificaría y lo haría más equitativo. “Podríamos decir, ‘tú vas para la Central’, y pum, eso abre los otros espacios para otros estudiantes”, dijo ella. Los economistas de Columbia University que diseñaron el sistema de Nueva York señalaron que “en un sistema sin exceso de capacidad, el costo de darles múltiples ofertas a algunos estudiantes significa que múltiples estu­diantes no reciben ninguna”,

About the Author

Traducción por Mildred S. Martínez.

Comments (0)

Post new comment

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.

By using this service you agree not to post material that is obscene, harassing, defamatory, or otherwise objectionable. We reserve the right to delete or remove any material deemed to be in violation of this rule, and to ban anyone who violates this rule. Please see our "Terms of Usage" for more detail concerning your obligations as a user of this service. Reader comments are limited to 500 words. You are fully responsible for the content that you post.

SIGN UP FOR OUR NEWSLETTER

 

Philly Ed Feed

Top

Public School Notebook

699 Ranstead St.
Third Floor
Philadelphia, PA 19106
Phone: (215) 839-0082
Fax: (215) 238-2300
notebook@thenotebook.org

© Copyright 2013 The Philadelphia Public School Notebook. All Rights Reserved.
Terms of Usage and Privacy Policy