Menu
Paid Advertisement
view counter

Winter 2009 Vol. 17. No. 3 Focus on School Climate

En español

Aumento en las expulsiones

A pesar de las medidas para simplificar el proceso, algunos podrían ser tratados injustamente.

By por Wendy Harris on Dec 3, 2009 01:47 PM

A diferencia de otros estudiantes de 11mo grado, Kyle Mechin sabe exactamente lo que quiere hacer después de la escuela superior.

“Quiero estudiar cinematografía en UCLA. Me gustaría ser director de películas de horror”, dijo.

Mechin, estudiante de A y B en la Escuela Superior de Artes y Tecnología Swen­son, estaba encaminado a lograr su objetivo. Estaba tomando una clase de medios digitales para aprender cómo hacer cine, y le alentaba la noticia de que una amiga que tomó la misma clase recibió una beca completa para asistir a la universidad que deseaba como resultado de su labor en ese curso.

Pero en septiembre, después de que en la escuela encontraran un par de tijeras de dos pulgadas en su mochila, Mechin fue transferido a Shallcross, una escuela disciplinaria operada por Camelot Schools of Pennsylvania. La ofensa violó la política de cero tolerancia del Distrito, la cual establece que los estudiantes no pueden traer a la escuela materiales que pudieran usarse como armas. De acuerdo con la Ley 26 de Pensilvania, las tijeras de Mechin – cuyas puntas no son más largas que sus dedos – son consideradas como un arma.

Mechin dijo que no sabía que las tijeras estaban en su mochila. Su novia las había puesto ahí la noche anterior después de limpiar su cartera y olvidó sacarlas después. A pesar de los testimonios en su defensa durante su audiencia y recomendaciones de los maestros afirmando su buena conducta, Mechin fue expulsado de Swenson.

Desde el pasado otoño, las políticas de cero tolerancia del Distrito han puesto a cientos de estudiantes en el camino a la expulsión. Los casos cuestionables como el de Mechin no son fáciles de cuantificar, pero tampoco son las excepciones.

En Shallcross, Mechin está haciendo tareas de varios grados más elementales que el suyo, solamente tiene 15 minutos para almorzar, tiene que entregar sus artículos personales en bolsas plásticas todos los días, y se le requiere “caminar en protocolo” con las manos detrás de la espalda. 

Después de 90 días en Shallcross, a Mechin se le podría dar la oportunidad de volver a solicitar admisión a Swenson. Pero aunque lo readmitan, teme que su futuro haya sido irrevocablemente dañado.

“¿Qué universidades me van a considerar ahora?”, lamentó.

No se aceptan excusas

Filadelfia, como muchos otros distritos, emplea políticas de cero tolerancia para evitar la violencia y mejorar el clima escolar. Pero cada vez se reciben más quejas de que los defectos en el proceso de disci­plina están incluyendo injustamente a algunos estudiantes mientras someten a otros a demoras excesivas y posiblemente violan sus derechos a tener un proceso debido.

El grupo de defensa Community Responses to Zero Tolerance se reunió en e­nero en respuesta a la nueva política de cero tolerancia del Distrito, dijo Harold Jordan, miembro y organizador comunitario de la American Civil Liberties Union (ACLU).

“Cuando se tienen políticas como la de cero tolerancia,  frecuentemente existe cierto tipo de rigidez que no es apropiada para todas las situaciones”, dijo.

Desde que la Superintendente Arlene Ackerman apretó la cero tolerancia en el 2008-09, cualquier estudiante que cometa una ofensa de Nivel 2 (según se detalla en el Código de Conducta del Estudiante) en la escuela, en propiedad escolar, o durante cualquier actividad auspiciada por la escuela podría enfrentar suspensión, ser referido a una escuela alternativa o expulsión. Un cambio grande bajo Ackerman es que aquellos que cometan ofensas de Nivel 2 clasificadas por el Distrito como “ofensas a la cero tolerancia” serán automáticamente su­spendidos con probabilidad de expulsión.

Benjamín Wright, superintendente regional de la Región de Educación Alternativa (AER, Alternative Education Region), dijo que las “ofensas a la cero tole­rancia” son posesión de un arma, posesión de drogas o alcohol con la intención de distribuirlas o usarlas, agresión contra el personal de la escuela y agresión agravada contra otros estudiantes.

“Cero tolerancia significa que el estudiante se considera como una amenaza a la escuela y tiene que salir inmediatamente”, dijo Wright.

Pero Wright enfatizó que la expulsión del Distrito no puede ocurrir sin una audiencia formal y luego una votación por la Comisión para la Reforma Escolar.

Durante el año escolar 2008-09, la SRC consideró 193 casos de expulsión y 166 estudiantes fueron expulsados. Este año, la SRC ya tiene 90 casos de expulsión que considerar – los cuales incluyen casos del año pasado, alegan las personas que abogan por los estudiantes. Pero a tres meses después de empezado el año, la SRC sólo ha tomado acción en cuatro de esos casos.

Proceso

Si un estudiante comete una ofensa de Nivel 2, el primer paso es que el principal investigue el incidente, llene los formularios disciplinarios y recomiende una consecuencia. Se tiene una confe­rencia con los padres, y el superintendente regional revisa todos los documentos relacionados con la recomendación. Si la recomendación es transferir al estudiante a una escuela alternativa o expulsarlo, los documentos son enviados a la AER para que programe una audiencia de transferencia.

About the Author

Comuníquese con Wendy Harris, Editora Administrativa del Notebook.

Comments (0)

Post new comment

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.

By using this service you agree not to post material that is obscene, harassing, defamatory, or otherwise objectionable. We reserve the right to delete or remove any material deemed to be in violation of this rule, and to ban anyone who violates this rule. Please see our "Terms of Usage" for more detail concerning your obligations as a user of this service. Reader comments are limited to 500 words. You are fully responsible for the content that you post.

Table of Contents

Philly Ed Feed

Stopping Summer Slide

 

Top

Public School Notebook

699 Ranstead St.
Third Floor
Philadelphia, PA 19106
Phone: (215) 839-0082
Fax: (215) 238-2300
notebook@thenotebook.org

© Copyright 2013 The Philadelphia Public School Notebook. All Rights Reserved.
Terms of Usage and Privacy Policy