September 27 — 6:42 pm, 2003

Cómo el barrio ‘East Harlem’ desarrolló un modelo para libre selección de escuelas públicas

El concepto de selección de escuelas públicas, introducido hace casi tres décadas por el 4to Distrito Escolar Comunitario de East Harlem en la ciudad de Nueva York y que fuera catalogado como un "milagro", una "innovación" y hasta una "revolución educativa", trasformó un distrito y proporcionó un modelo ejemplar para los distritos escolares de todo el país.

El 4to Distrito, que incluye a uno de los vecindarios más pobres de la ciudad de Nueva York, educa a una población de 14,000 estudiantes de escuela elemental e intermedia, en su mayoría negros y latinoamericanos. Por décadas, el Distrito luchó contra patrones de fracaso estudiantil e insatisfacción por parte de los padres, estudiantes y maestros.

En 1973, el 4to Distrito estuvo clasificado como el peor de los 32 distritos escolares comunitarios de la ciudad de Nueva York. Sin embargo, en solamente ocho años el Distrito le pasó a 17 otros distritos en términos de logro en lectura, subiendo de la posición 32 a la 15. El porcentaje de estudiantes que leían al nivel de su grado también aumentó drásticamente, de 15 por ciento en el 1974 a 62 por ciento en el 1988.

La fuerza que impulsó este drástico cambio en el logro estudiantil no es un milagro inexplicable. Es la historia de cómo un Distrito ofreció cuidadosa y equitativamente las opciones de escuela pública a los maestros, principales y todas las familias en el Distrito, y de como esto resultó en nueva energía, entusiasmo y esperanza para un sistema ya famoso por sus fracasos.

A mediados de la década de 1970, cuando este cambio comenzó, los líderes del 4to Distrito comenzaron a darles libertad profesional a los educadores y administradores para establecer escuelas pequeñas y definidas con filosofías individualizadas. Estas escuelas les permitirían a los padres y estudiantes matriculase en la escuela de su predilección en vez de la que le tocara según su domicilio.

Inmediatamente se abrieron nuevas escuelas con enfoques específicos en el Distrito. Deborah Meier, hoy en día una conocida reformadora escolar, comenzó una escuela elemental cuyo enfoque era de "salón abierto". Una escuela intermedia se enfocó en las artes interpretativas. Otra escuela se diseñó para extender el enfoque de escuela elemental hasta los grados de escuela intermedia.

Estas escuelas marcaron el cambio de "microgerencia burocrática" a un sistema que integró la filosofía de que cada niño aprende a su manera, cada maestro tiene su método de enseñanza, y que ambos deben poder enseñar y aprender en un ambiente que respalde el proceso.

A los principales de estas escuelas se les dio la autoridad de seleccionar personalmente a sus maestros. La necesidad de una visión cohesiva entre los miembros de la facultad tuvo más importancia que los años de longevidad y otras políticas que típicamente definían qué maestros iban a enseñar en cuál escuela.

Las escuelas abrieron sus puertas a todas las familias del 4to Distrito, sin importar dónde vivieran.

Una opción de escuela con mayor equidad

Para el 1982, el Distrito enfrentó nuevos retos. El antiguo director de la Oficina de Escuelas Alternativas del 4to Distrito, Seymour Fliegel, escribió en su libro sobre el 4to Distrito Miracle in East Harlem (Milagro en East Harlem) que, "A medida que la popularidad de las escuelas aumentó, también aumentó la competencia por ingresar a las mismas y esto creó nuevos problemas. Tuvimos que inventarnos un nuevo sistema que dividiera a los niños entre las escuelas de manera equitativa."

En este nuevo sistema, a cada estudiante del 4to Distrito se le requirió seleccionar una escuela intermedia en vez de automáticamente asignarle una; los límites de vecindario para las escuelas intermedias dejaron de existir.

Durante el primer año, el 60 por ciento de los estudiantes fueron asignados a la escuela que seleccionaron como primera opción. Cuando hubo más solicitantes de los que se podían aceptar, la mayoría de las escuelas del área utilizaron sistemas de lotería – en vez de usar criterios estrictos de admisión – y muchas se enfocaban específicamente en los niños con bajo rendimiento académico.

Los estudiantes y familias tuvieron apoyo al hacer decisiones sobre sus opciones de escuela intermedia porque contaron con el consejo sabio de los maestros de sexto grado, con folletos de información, y ferias escolares con todo tipo de información. Algunos principales y maestros visitaron hogares para exhortar a las familias a aprender más sobre sus escuelas. Muchas escuelas tuvieron como requisito que los estudiantes y sus padres visitaran la escuela antes de poder matricularse.

"En el 4to Distrito… el proceso por el cual los estudiantes pasan de escuela elemental a escuela intermedia es una parte importante de la educación del estudiante, es una oportunidad para enseñarles una lección sobre cómo tomar decisiones," escribió Fliegel en Miracle in East Harlem.

De acuerdo a personas del 4to Distrito, el triunfo del plan de selección de escuelas fue el compromiso activo que cada estudiante y familia tuvo que hacer con su escuela. El mecanismo de selección requirió que los estudiantes se comprometieran de manera más personal a una escuela que si simplemente se la hubiesen asignado.

El sistema de selección universal prestó atención especial a los asuntos de equidad – estaba diseñado para evitar que hubiese ganadores y perdedores.

La selección es ahora obligatoria

El sistema obligatorio de selección de escuela continúa hoy en día en todo el 4to Distrito.

En 1992, en base al éxito del 4to Distrito, la ciudad de Nueva York abrió una variedad de escuelas que recibieron estudiantes de cualquier zona de la ciudad.

A la larga, sin embargo, la ciudad de Nueva York en su totalidad no ha visto un cambio significativo. La selección universal e informada, según Fliegel y los creadores del modelo del 4to Distrito la describen, no existe de manera efectiva en toda la ciudad.

Aún los logros monumentales del 4to Distrito parecen haber llegado ya a su valor máximo. El debate sobre el tema de selección en la ciudad se ha concentrado más en los vouchers y en otras opciones privadas en vez de en las opciones de escuela pública, reflejando así las tendencias del resto de la nación.

No obstante, el impacto más trascendente de la transformación del 4to Distrito ha sido la introducción del concepto de selección al ámbito de la educación pública, de acuerdo a Fliegel.

Por otra parte, los cambios en el 4to Distrito y las escuelas de selección fueron una demostración sobre cómo la oportunidad de seleccionar para todos los estudiantes de un sistema de escuelas públicas puede generar resultados significativos cuando se usa como catalítico para inspirar a maestros y familias a desarrollar y creer en nuevas opciones.

the notebook

Our news is free to read, but not to report.

support local journalism

xjavporn.com

replicaleader.com