March 8 — 12:00 am, 2007

Por qué abandonó la escuela: ‘18 años y en 10mo grado’

Rymeir Mortimore abandonó la escuela vocacional Dobbins en el décimo grado, a los 18 años. Su inconsistente carrera escolar incluyó tres años en la Community Education Partners (CEP), una escuela de disciplina, a la que fue enviado a los 13 años. Ahora tiene 19 años, y está en un programa en el Center For Literacy preparándose para el programa Gateway to College en el Community College. Él escribió este artículo con ayuda de Cortney Bruno, su maestra.

Hay muchas razones por las que dejé la escuela. Estas son algunas… Todo empezó cuando yo tenía más o menos siete años y mi papá nos abandonó. No sé la razón pero así lo hizo. Entonces mi mamá tuvo que encargarse sola de nosotros seis. Entonces en la escuela intermedia comencé a portarme mal sin razón. Dejé de hacer el trabajo. Venía a la escuela cuando quería. Simplemente quería pelear y pa­sarla bien. Entonces mi escuela intermedia, Penn Treaty, se deshizo de mí y fui a la CEP.

Estar en la CEP no fue lo mejor para mí. No aprendí nada, estuve allí tres años de mi vida que no voy a recuperar…Un día promedio en la CEP es llegar, ir a clase y comenzar a hablar con los amigos. Todo el trabajo se hace en computadoras pero apenas teníamos oportunidad de usarlas.

En la CEP, Rymeir dejó de asistir regularmente después de la primera mitad del segundo año. La escuela amenazó con expulsarlo pero nunca lo hizo. Después de aprender muy poco, dijo él, y no acumular ningún crédito para la escuela superior, logró obtener una transferencia a Dobbins.

Cuando dejé la CEP y fui a Dobbins me pusieron en noveno grado, y en la CEP yo estaba en 11mo. Así que yo tenía dieciséis años en noveno grado, y no era nada agradable estar allí, en ese momento. Los estudiantes en mis clases tenían más o menos catorce o quince años, y yo estaba demasiado mayor para estar allí.

No quería dejar la escuela, pero tuve que hacerlo por tener 18 años y estar en 10mo grado. Quería llorar. Pensé que nunca dejaría la escuela pero lo hice, pero el cuento no terminó ahí. Traté de ocultárselo a mi padrino (quien es el padre que nunca tuve). Él es una de las razones por las que estoy aquí ahora, él, mi mamá y mi abuela.

Cuando Rymeir dejó la escuela, estaba viviendo con sus dos hermanos, quienes eran uno y tres años mayores que él.

Estaba fuera de la escuela actuando como si lo estuviera para que mi padrino no se enojara conmigo, pero estaba en la casa sin hacer nada sino jugar cartas con mis hermanos. Así que hice eso por aproximadamente seis meses, y mi mamá se cansó y vino a la casa a hablar conmigo. Me dijo “¿Por qué te estás dando por vencido?” Le dije que no estaba dándome por vencido, que yo simplemente no quería estar en la escuela con esos estudiantes menores que yo comportándose como tontos. Ella dijo “¿No te portabas tú como un tonto cuando tenías quince años?” Yo no quería escuchar nada más, pero sabía que ella tenía la razón y entonces traté de regresar a la escuela pero me dijeron que había faltado demasiados días.

Entonces yo y mi mamá regresamos a la casa y ella me dijo “Si yo encuentro una escuela a la que puedas ir, ¿irías?” Le dije que sí pero que no quería estar con gente que fuera más de dos años menor que yo. Entonces ella encontró el programa Gateway to College.

the notebook

Our news is free to read, but not to report.

support local journalism

xjavporn.com

replicaleader.com