September 1 — 9:36 pm, 2011

Estas escuelas de la comunidad están reclutando activamente

Mastery y ASPIRA, operadores de escuelas chárter del programa 'Renaissance', esperan aprovechar el flujo de transferencias a otras escuelas superiores.

p 12 spanish olney4 exterior Photo: Harvey Finkle

Avvonya Payne estaba tan determinada este verano a matricular a su hija Alicia en una escuela buena y segura que, de ser necesario, "Hubiese vendido la casa para irme a un refugio."

Sin embargo, se sintió confiada de que eso no sería necesario cuando los reclutadores de la Escuela Superior Simon Gratz vieron a Alicia en la calle y la convencieron de que allí es que pertenece. "Mami," dijo cuando llegó a la casa. "Esta es la escuela a la que quiero ir."

"Fue como que los cielos se abrieron y Dios contestó mis oraciones," dijo su mamá al sentarse en la oficina de la nueva principal de la escuela, LaQuanda Jackson.

Payne no estaba contenta con las condiciones en la Escuela Superior Northeast, donde Alicia asistió el año pasado. Y Gratz — una de las 19 escuelas de Filadelfia en la lista de escuelas persistentemente peligrosas — no es una escuela que ella ordinariamente hubiese considerado como solución.

Pero la nueva administración de la Gratz, Mastery Charter Schools, está determinada a cambiar tanto la reputación como la realidad. Ha sido una guerra peleada en dos frentes — planificando cambios en la escuela y vendiéndoles esos cambios a los residentes de la comunidad, que de otro modo solicitarían admisión para sus hijos en otra escuela. En el caso de Alicia, ellos le dijeron que caminarían con ella a la escuela si fuera necesario.

Se están usando esfuerzos de reclutamiento similares en la Escuela Superior Olney, otra escuela de la comunidad que ahora está bajo la nueva administración de ASPIRA of Pennsylvania.

Ambas fueron designadas como Renaissance Schools por el Distrito a principios de este año y ambas están tratando de atraer más estudiantes de la comunidad que de otro modo se hubiesen transferido fuera del área o tratado de hacerlo.

"Estamos tratando de motivar a más estudiantes de la comunidad a regresar," dice Courtney Collins-Shapiro, directora de innovación de Mastery.

"Para el próximo año esperamos que se haya regado la voz de que cambiamos la escuela… que es un buen lugar para estar."

Tanto la Gratz como la Olney han usado correspondencia, sesiones de información, visitas al hogar, y reclutamiento en la comunidad para tratar de llenar su matrícula. Mastery le pagó a residentes de la comunidad para que reclutaran y hasta pagó por anuncios de radio y dos letreros gigantes en la Avenida Hunting Park. Las escuelas también trabajaron con organizaciones comunitarias para regar la voz. (Los funcionarios de una tercera escuela superior nueva del programa Renaissance, Audenried, dijeron que esperan llenar la escuela sin emplear esfuerzos mayores de reclutamiento).

Rehacer la imagen de estas escuelas es una tarea monumental. De acuerdo con las cifras del Distrito para el 2010, 60 por ciento de los estudiantes en el área de asistencia de la Gratz y una tercera parte de los estudiantes en el área de asistencia de la Olney se transfirieron a otra escuela.

Esto es un problema que afecta la ciudad completa. Según las cifras del Distrito, el porcentaje de estudiantes que se están transfiriendo a otra escuela que no es la de su comunidad varía desde 80 por ciento en el área de asistencia de la Escuela Superior Germantown a más de 50 por ciento en la mayoría de las escuelas de la comunidad. Gratz está en el medio de ese grupo y Olney tiene el porcentaje más bajo. A medida que los estudiantes se transfieren, la población de muchas escuelas de la comunidad ha disminuido. Gratz perdió 600 estudiantes en cinco años.

Idealmente, dicen los funcionarios del Distrito, los estudiantes se transferirían de su área sólo si cualifican para una escuela más selectiva o especializada o porque desean un programa que únicamente está disponible en otro lugar, como por ejemplo el programa de tecnología automotriz en la Escuela Superior West Philadelphia.

Por eso, Collins-Shapiro dice que la Gratz no está necesariamente tratando de atraer a aquellos estudiantes que pudieran ser admitidos a las escuelas públicas más selectivas, sino que está enfocándose en los estudiantes que se transferirían a otras escuelas de comunidad o de admisión abierta estrictamente por asuntos académicos o de seguridad.

De hecho, tanto Mastery como
ASPIRA consideran que la seguridad es posiblemente el problema clave. En grupos estudiantiles de enfoque a principios de este año, Jackson dice que a ella le preguntaron repetidamente "ยฟUsted va a hacer que (los otros estudiantes) dejen de caminar por los pasillos?"

"Los pasillos son simplemente para ir de una clase a otra," dice Jackson, antigua principal en Burlington City, N.J., y graduada reciente del programa de aprendiz de principal en Mastery.

En cada escuela, los maestros y administradores tendrán estaciones en los pasillos al final de cada clase.

Jackson dijo que espera tanto "una reducción significativa en incidentes violentos" en Gratz y un aumento de primer año en las puntuaciones del PSSA en lectura y matemáticas de 9% a 25%.

En Olney, las expectativas son igualmente altas. ASPIRA hizo un cambio inmediatamente: Después de varios años de estar dividida en Olney East y Olney West, las dos escuelas se unieron nuevamente en una sola.

En un día de orientación reciente, los padres de los futuros estudiantes de 9no grado y sus hijos pasaron por detectores de metal y llegaron a un área con agua fría y maestros y administradores sonrientes.

"Nuestros estudiantes serán tan competitivos como cualquier estudiante de la ciudad," dijo el principal José Lebrón, con las mangas subidas y la corbata firmemente puesta en el cuello mientras su voz retumbaba en el caluroso y cavernoso auditorio.

"Si no estás vestido de uniforme, no podrás entrar al edificio. Padres, esta es una de las ocasiones en que ustedes juegan un papel importante.

"Mi mensaje al personal es que respeten a los estudiantes en todo momento." De los estudiantes, dijo "que exigiría "respeto total para los maestros y administradores en todo momento."

Lebrón, que habla igualmente bien en inglés o español, fue principal de la Escuela Superior Edison y de dos otras escuelas de la ciudad antes de retirarse en el 2007 para tomar una serie de asignaciones temporeras del Distrito. ร‰l dijo que el prospecto de rehabilitar una escuela en problemas le atrajo y logró que regresara a trabajar a tiempo completo.

Los maestros, le dijo a un grupo de más o menos 150 estudiantes y padres, fueron atraídos por el mismo reto: "Cada uno de ellos está aquí porque quiere estar aquí. Nadie los asignó."

LeTretta Jones, directora de la Oficina de Ubicación de Estudiantes del Distrito, dijo que aunque Gratz y Olney ahora son escuelas chárter, "todavía son escuelas de la comunidad" y le tienen que dar la primera preferencia a los residentes de su área de asistencia y a cualquier estudiante que haya asistido a esa escuela el año pasado. El Distrito continuará manejando el proceso de transferencia de los estudiantes de otras áreas que deseen asistir a las escuelas superiores chárter del programa Renaissance.

Los funcionarios de ambas escuelas dijeron al menos este año que necesitan atraer estudiantes de otras áreas y que sus esfuerzos están rindiendo frutos.

A principios de agosto, dijo Collins-Shapiro, unos 240 estudiantes de fuera del área de asistencia habían solicitado la lotería para llenar cualquier espacio restante. Ella calculó que Gratz va a necesitar unos 275 estudiantes de otras áreas para llenar su total de 1,157 espacios.

Aunque algunos padres estaban diciendo, "Vamos a esperar para ver si la escuela mejora," dijo ella, Mastery también ha recibido llamadas de padres cuyos hijos estaban matriculados en escuelas privadas o religiosas el año pasado.

Alberto Calderón, director ejecutivo de ASPIRA of Pennsylvania, y Evelyn Núñez, superintendente de ASPIRA Schools, dijeron que se sienten confiados de poder llenar los 1,660 espacios en Olney a pesar de que sólo 400 de los 751 estudiantes de 8vo grado de las escuelas del área originalmente seleccionaron esa escuela el año pasado.

Núñez dijo que en la sesión de orientación ella habló con seis estudiantes que habían sido aceptados en otra escuela pero que ahora están considerando asistir a la Olney.

Además, Calderón dijo que espera que más de 30 estudiantes de la Escuela Intermedia John B. Stetson (una escuela chárter de ASPIRA) vengan a la Olney a pesar de que viven en el área de asistencia de la Escuela Superior Edison.

"Ellos saben lo que hicimos en Stetson," dijo Calderón.

the notebook

Our news is free to read, but not to report.

support local journalism

xjavporn.com

replicaleader.com